La defensa sigue haciendo aguas

Ayer se volvieron a ver errores groseros en la parcela defensiva

El partido contra el Cádiz supuso la vuelta a la senda de la victoria del Sevilla tras el mazazo del derbi. No obstante el Sevilla no brilló, quedando como parte del campo más destacada, para mal, la defensa. Ayer los cuatro elegidos por Montella fueron Corchia, Mercado, Lenglet y Carole. Lenglet y Corchia repetían titularidad, tercera desde que el técnico napolitano llegó a Sevilla, aunque siguieron cometiendo errores graves, al igual que sus dos compañeros que ayer estrenaban titularidad a las órdenes del italiano.

Corchia sigue progresando. En ataque se prodiga bien y siempre suma, apoyando constantemente a Sarabia en el día de ayer en labores ofensivas. No obstante en defensa sigue siendo muy blandito, dejando en muchas ocasiones desprovista la banda derecha. Lo mismo ocurrió con Carole. El lateral izquierdo no jugó un buen partido, uno más, y vio como constantemente Traoré le ganaba la partida, sin conseguir frenarlo en casi ninguna de las arrancadas del conjunto cadista por su banda. El tema con los centrales no mejora mucho. Lenglet llegaba tras un mal partido en el derbi a pesar de su gol. Ante el Cádiz volvió a dejar síntomas de debilidad a la hora de sacar el balón jugado, al igual que su compañero en el día de ayer en el centro de la zaga, Mercado.

Otro de los síntomas preocupantes de la defensa del Sevilla, ahora como conjunto, es la facilidad del equipo contrario para robar el balón cuando presionan un poco. Ayer pudimos ver como el Cádiz, cada vez que decidía ir a presionar a campo rival, ponía en aprietos a la defensa del Sevilla, así como a sus dos centrocampistas que ayer se desempeñaron en el doble pivote, Geis y N’Zonzi. Nervios e inseguridad en el Sevilla que son aprovechados por los rivales. El Cádiz tuvo un disparo al larguero en la primera mitad, algunas ocasiones para generar peligro y dos minutos locos en la segunda mitad que pudieron costar dos goles. Sergio Rico sigue lejos del nivel que mostró en sus primeras actuaciones en Nervión, su inseguridad provoca la de la defensa y viceversa. Mucho trabajo por delante y la certeza de que para mejorar en defensa no solo hace falta trabajo, también nuevas incorporaciones que den un plus al equipo en esa parcela del campo.

© FOTO: LFP