La Fiscalía pide que se investigue a Castro

El presidente del Sevilla ha sido acusado de corrupción

Los problemas se acumulan para José Castro, presidente del Sevilla. Según ha publicado El Independiente, la fiscalía le habría pedido a los juzgados de Sevilla que investigasen a Castro por unos presuntos delitos en su gestión. Esto se debe a una denuncia que un accionista puso contra él el pasado mes de septiembre. En ella se acusa al presidente del Sevilla de corrupción entre particulares, apropiación indebida, administración desleal y falsedad en documento mercantil. Otra de las acusaciones contra Castro es la de cobrar 43.267 euros de la empresa que instaló los videomarcadores en el Ramón Sánchez Pizjuán.

La defensa de Castro alega que “la Fiscalía no ve indicio penal alguno” en el tema de los videomarcadores por lo que entienden que la denuncia “ha sido archivada”. El tema más controvertido es el de la adquisición de tres acciones tras el fallecimiento del propietario de las mismas, cuya firma habría sido falsificada, al igual que la cuenta de representación que Castro tiene con el club y que podría estar siendo investigada.

La defensa de Castro ha negado las acusaciones, asegurando que “el actual presidente no adeuda cantidad alguna al club”. Nuevo problema para Castro que ayer fue pitado en el Sánchez Pizjuán durante el partido ante el Cádiz y que ve cómo le crecen los enanos.